Voluntariado corporativo: ¿por dónde comienzo?

Publicado por admin en

Autora: Lunín Pereda Villa

Hay una frase muy famosa que quiero compartir “El mundo es de los que se atreven”. A veces, buscamos ser contratados en la mejor empresa, con los mejores beneficios. Pero, ¿qué pasaría si en lugar de esperar, nos volvemos agentes de cambio dentro de nuestras compañías?

Yo logré proponer y liderar proyectos de voluntariado en mi empresa sin pertenecer al área de RRHH. Por ello, te invito a que te atrevas. Basado en mi experiencia, los líderes son muy receptivos si preparas una propuesta sólida. La clave está en resaltar los beneficios y dar respuesta a posibles objeciones.

Una de las primeras dudas a aclarar será ¿por qué realizar esta actividad dada la situación actual? La crisis del covid-19 ha resultado en un aumento de los casos de depresión. Las empresas necesitan promover actividades que motiven e inspiren a sus colaboradores. El voluntariado corporativo mejora el ambiente laboral y fomenta el trabajo en equipo.

Además, les comparto un dato de un estudio realizado sobre ética empresarial. El 41% de las iniciativas empresariales ante el Covid-19 se han enfocado en la sociedad. Más allá de ser un obstáculo, esta crisis ha sido promotora de la colaboración y el apoyo social.

Ahora, lo primero que necesitas para llevar a cabo tu proyecto es la aprobación de la compañía. Para ello, te dejo 3 recomendaciones:

1) Conoce la empresa: El proyecto debe estar alineado con los valores y políticas de la compañía. Revisa si la compañía ya tiene proyectos de voluntariado y cómo funcionan. Esto servirá como punto de partida. Algo que puede aportar valor adicional, es adaptar el proyecto a intereses de la empresa. Por ejemplo: si es una compañía del rubro de la salud, la propuesta debe apuntar a ese sector.

2) Forma un equipo: Cuando empecé a hablar de voluntariado en mi empresa, me di cuenta que había más gente interesada. Sólo faltaba alguien que lo llevara a cabo. Varios colaboradores nos organizamos y formamos un equipo de trabajo para este proyecto. Organizar estas actividades, requiere de gran compromiso y disposición. Desde definir con quién se trabajará (ONG) hasta conseguir los recursos necesarios. Contar con un equipo, hace la diferencia. Una vez formado el equipo, recomiendo asignar roles y dividir tareas. Esto facilitará el trabajo.

3) Prepara una propuesta detallada: ¿De qué trata la actividad? ¿Cuál es el presupuesto? Solicita una reunión con los líderes y presenta la propuesta. No olvidar resaltar los beneficios del voluntariado corporativo.

En la situación actual, hay diversas opciones para aportar. Mi recomendación sería enfocarse en voluntariado virtuales. Por ejemplo: mentorías a colegios o microempresarios, campañas de reciclaje en casa, buscar ONGs que estén captando voluntarios online.

Las empresas están cada vez más dispuestas a recibir propuestas innovadoras de sus equipos. Más aún, si son propuestas alineadas con sus valores. No esperes a que alguien más haga la propuesta, toma la iniciativa. 

Cuéntame, ¿qué te detiene para comenzar tu proyecto de voluntariado? ¿cómo te puedo ayudar a que lo lleves a cabo?

Si tienes dudas sobre cómo implementar el proyecto de voluntariado en tu empresa, contáctame.

Categorías:

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *